Empresómetro

BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y Acciona financian con aproximadamente 4.651 millones de euros a 26 compañías productoras de armas nucleares

DBotB-banner
Esta es la conclusión que se extrae del último informe Don’t Bank on the Bomb que lleva a cabo PAX, organización con la que el Centro Delàs colabora en la difusión de los datos de ámbito español.Don’t Bank on the Bomb es un estudio internacional que desde 2011 denuncia la relación financiera que existe entre las empresas productoras de armamento nuclear y las entidades financieras. En el caso de España, en el informe de 2015, BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y Acciona aparecen como las 4 entidades financieras involucradas directamente en la financiación para la fabricación, mantenimiento y reparación del arsenal nuclear mundial. Su colaboración se basa en la participación en préstamos sindicados a estas empresas del sector armamentístico nuclear, así como en la emisión de bonos y en la gestión de acciones de las mismas.


BBVA aparece en el informe de Don’t Bank on the Bomb como la institución financiera que más relación tiene con las empresas de armamento nuclear por 3.171 millones de Dólares (2.820 M €). Es así como su actividad de financiación se desarrolla tanto en la participación activa en préstamos sindicados, como en la emisión de bonos. Desde el año 2012 hasta la actualidad, BBVA ha dado créditos a empresas de armamento nuclear por un valor aproximado de  2.776 millones de dólares. De esta manera, vemos como el BBVA colabora en dos de los tres préstamos que se otorgaron a la empresa norteamericana Boeing. Boeing es una empresa que abastece, repara y realiza el mantenimiento, tanto en el ejército americano como en el ejército británico, de misiles Trident II-D5. Se trata de misiles balísticos intercontinentales para submarinos M51, siendo capaz, cada misil, de lanzar 12 cabezas nucleares a 12 objetivos distintos. BBVA también mantiene 3 préstamos que se otorgaron a la empresa Finmeccanica. Finmeccanica centra parte de su actividad económica en el diseño y el desarrollo de vehículos de transporte para los misiles Minuteman III. Jacobs Engineering, otra empresa del sector nuclear,  también se beneficia de la financiación del BBVA con dos préstamos. Se trata de una de las empresas inversoras en el AWE-ML, acrónimo de la corporación Atomic Weapons Establishment, es decir, las instalaciones que mantiene el gobierno del Reino Unido  y que son responsables de la fabricación del arsenal atómico del ejército inglés. Su actividad se centra especialmente en la construcción de misiles Trident III. Junto a estas empresas, otras, como  Badcock & Wilcox, General Dynamics o Thales también se han beneficiado y se siguen beneficiando de préstamos del BBVA para desarrollar su actividad de fabricación de armas nucleares.

Igualmente el BBVA participa en la emisión de bonos de entre 8 y 80 millones de dólares a empresas como Aecom, parte activa en el mantenimiento de la infraestructura de Nevada National Security Site, un complejo clave en EEUU para la producción de armas nucleares. Al igual que con otras empresas como, por ejemplo,  Airbus Grup o Honeywell International especializadas en la fabricación de submarinos-lanzadera M51 así como en los circuitos de los misiles Trident II.

El Banco Santander también colabora en la financiación de armas nucleares con la concesión de préstamos y con la emisión de bonos por un total de 1.675 millones de dólares (1.490 M €). El Banco Santander mantiene préstamos desde el año 2012 hasta la actualidad por un total aproximado de 1.441 millones de dólares. Uno de los clientes del Banco Santander es Safran, empresa francesa que desarrolla submarinos M51 para el trasporte y el lanzamiento de misiles de cabezas nucleares. De la misma manera, empresas americanas -como es el caso de Fluor- también reciben líneas de crédito del Banco Santander. Fluor gestiona una parte importante de las operaciones del US Departament of Energy’s Savannah River Site y del Savannah River National Laboratory. Estos son algunos de los 15 préstamos sindicados en los que participa el Banco Santander con aportaciones  entre 35 y 191 millones de dólares de estos préstamos que superan los 4.000 millones de dólares en algunos casos. Además, el Banco Santander emite bonos por valor de 234 millones de euros desde enero de 2012 hasta la actualidad a empresas como Airbus Grup, Finmeccanica o Boeing.

El Banco Sabadell se suma también al negocio de la financiación a empresas de armamento nuclear con una financiación aproximada de 29 millones de dólares (26 M €). El Banco Sabadell Participa con 17 y 12 millones de dólares en dos préstamos sindicados de 1.010 y 700 millones de dólares otorgados a la empresa Orbital ATK. Esta empresa estadounidense centra parte de su actividad en la construcción de cohetes de propulsión de los misiles Trident II. Igualmente, Orbital ATK es el responsable de la construcción de los tres motores de combustible sólido de los misiles Minuteman III. Además, está involucrada en la gestión del Y-12 National Security Complex en Tennessee, centro de investigación nuclear de los Estados Unidos.

Finalmente, Acciona una de las principales empresas españolas líder en la promoción y gestión de infraestructuras y energías renovables, también contribuye activamente en la proliferación de arsenal nuclear con 354 millones de dólares (315 M  €). Acciona es propietaria o gestiona el 2,72 % del valor total de las acciones de Thales, una de las principales empresas armamentísticas que abastecen, entre otros, al ejército francés. Gestionar parte de las acciones de Thales comporta participar en una empresa que desarrolla la construcción de submarinos M51 con capacidad para transportar y lanzar misiles nucleares tipo Trident II, III y Minuteman II y III.

La importancia de la financiación para el complejo militar-industrial es vital. Sin financiación, las empresas de armas nucleares se verían obligadas a reducir su producción.  Por esta razón es indiscutible la necesidad de establecer límites éticos a la financiación y gestión de bancos y empresas.

Publicado en Banca y seguros

Los impactos sociales de las inversiones también han sido investigados en profundidad por asociaciones que analizan el papel de los bancos y otras empresas a la hora de financiar proyectos armamentísticos. El Centro Delàs de Estudios por la Paz, el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG) y SETEM, unidos enla campaña "Banco Santander sin armas", señalan que el Banco Santander es el segundo banco español que más créditos otorga a empresas de armamento.

El informe Evolución de la banca armada en España de la organización Justícia i Pau, ofrece un listado no solo de los créditos del banco a compañías relaciondas con el armamento, sino incuso de las emisión de bonos y pagarés, fondos de inversión, acciones y bonos en este tipo de empresas.

El estudio viene a confirmar, respecto a otros informes anteriores, un extraordinario aumento tanto de las inversiones en armas de la banca española, como de la extranjera, y todo ello a pesar de que "son cada vez más las entidades financieras que dicen aplicar normativas específicas que limitan sus inversiones en armas y de que exista un número creciente de países que están adoptando leyes que prohíben o limitan la financiación de las empresas productoras de bombas de racimo o minas
antipersonal". Paradójicamente, según el estudio, los bancos que más aumentan sus inversiones en armas son aquellos que afirman tener las mejores normativas y políticas al respecto.

Justamente por ello, SETEM concluye que el Banco Santander no ha tomado en serio su responsabilidad social y que "el carácter voluntario de los códigos de conducta parece ser insuficiente para que los bancos implementen dichos principios en su elección de proyectos o empresas en las que invierten."

SETEM, Greenpeace, Justicia i Pau y otras organizaciones sociales reclaman al banco que mantenga los mismos criterios utilizados en otros casos, por ejemplo, cuando anuncia beneficios ambientales o sociales de aquellos proyectos que financia en línea con la Obra Social. Al negar los distintos casos denunciados, el Banco Santander da a entender que sus políticas de Responsabilidad Social atañen únicamente a acciones puntuales y voluntarias, quedando excluída la parte fundamental de su negocio, la financiación. Parece que ahí no llega la responsabilidad.

El Salmón Contracorriente  

 

Publicado en Banca y seguros

Todos los bancos del diferencial español poseían inversiones en producción armamentística en 2012 y aumentaron considerablemente su participación en 2013

BBVA, con unos 3.700 millones de euros acumulados en préstamos a empresas de armas y Banco Santander, con unos 1.700, encabezan el ranking de la 'banca armada' en España

La opacidad en las cuentas de las empresas del Ibex35 desdibuja la inversión real de la banca en armas controvertidas como minas antipersonas o bombas de racimo

Conceder financiación a la industria bélica no es el único incumplimiento de la Responsabilidad Social Corporativa de los grandes bancos: las 8 entidades acumulan 142 sociedades en paraísos fiscales

Balas de revólver / GettyBalas de revólver / Getty

"Todos los bancos" del diferencial español conceden créditos y financiación para actividades que pueden provocar "importantes impactos negativos sociales", pero se puede concretar algo más:Santander, BBVA, Banco Popular, Banco Sabadell, Bankia, Bankinter, CaixaBank y la aseguradora Mapfre presentan participaciones en productores de "armas controvertidas" (minas antipersonas, municiones de racimo, armas de uranio empobrecido, nucleares, biológicas o químicas). Es el resultado del informe del Observatorio de Responsabilidad Corporativa sobre las empresas del Ibex35 en 2012, que sitúa a la banca española como uno de los principales sectores de apoyo a la industria armamentística.

Además, las entidades financieras españolas aumentaron notablemente su inversión en la industria del armamento durante 2013, pasando de los 760 millones de euros en fondos de inversión, acciones y bonos en 2012 a los casi 1.700 millones acumulados un año después, según los datos manejados por el Observatorio y procedentes del Centre Delàs sobre evolución de la banca armada.

Pero la participación de los bancos en el sector de las armas no solo se mide por su inversión directa: hay que sumar la financiación que ofrecen a las principales empresas de la industria, que en 2012 se situaba en 1.875 millones y en 2013 aparecía más que duplicada, con 4.326 millones de euros en créditos, acumulados desde 2005, al sector armamentístico.

Como líder indiscutible en el ranking de bancos que financian a empresas de armas y con un título revalidado año tras año, BBVA acumula aproximadamente el 60% de la inversión total de la banca en productores armamentísticos, con una cifra que en 2013 superó los 3.700 millones de euros entre inversión directa y financiación a empresas del ramo. También es sobradamente consolidado el puesto número dos del Banco Santander, que alcanzaba una inversión en industria bélica de 1.700 millones el pasado año. Ambas son, además, las dos únicas entidades que emiten bonos y pagarés a empresas armamentísticas, por un volumen conjunto de 614 millones entre 2009 y 2012, y que financiaron exportaciones de armamento italiano entre 2000 y 2012.

Como líder indiscutible en el ranking de bancos que financian a empresas de armas está el BBVA, que acumula aproximadamente el 60% de la inversión total

 Por detrás, el informe sitúa a Banco Popular, Bankinter, Bankia, Banco Sabadell y Caixabank, además de la aseguradora Mapfre, a la que el informe se refiere "como una de las compañías cuyos fondos de inversión poseen participación accionarial en productores de armas controvertidas, sin que la empresa aporte información que aclare o desmienta lo expresado en dicho informe".

Publicado en Banca y seguros

 

El periodismo se convierte en publicidad

La publicidad, aquel viejo intervalo entre los contenidos de los medios de comunicación, ha pasado a ser el contenido central sobre el que giran todos los demás, hasta merecer incluso la cara más visible del periódico: “Quizás lo más inquietante sea constatar cómo las técnicas y la lógica publicitaria han ido vampirizando y predeterminando todos los campos de la comunicación: noticias, programas de entretenimiento, y evasión, películas y series, debate político, etc”, decía Joan Torres [1].

La organización del sector mediático en unos cuantos grandes entramados empresariales ha terminado por indicarnos a los espectadores que cada periódico, canal de televisión o emisora de radio no solo cumple un papel en el escenario de las ideologías políticas sino también una función específica en el engrasado de la maquinaria comercial.

Con la Revolución industrial, la publicidad adquiere un lugar preeminente en los medios de comunicación. La producción de bienes se dispara, tanto en variedad como en unidades de un mismo producto, y la publicidad de entonces informa sobre los nuevos productos en el cada vez más competitivo mercado de bienes. Pero el desarrollo de este mercado va ligado a un hecho de gran importancia: la creación de la demanda. Es decir, la nueva economía requiere de la creación de un mercado potencial de consumidores para la gran cantidad de productos en serie que ahora empiezan a fabricarse. Y aquí el papel de la publicidad es clave.

Sin embargo, la vinculación del periodismo y la publicidad vive un nuevo romance, acorde a las nuevas necesidades de un mercado donde los valores intangibles pasan al centro: el sueño de la publicidad aceptada y compartida por el cliente: “La publicidad ha dejado de ser instrusiva cumpliendo con la necesidad de ser interactiva con el usuario, quienes son mucho más dueños de su tiempo y de lo que, en definitiva, quieren recibir”, dice de la publicidad online la Directora comercial de Microsoft advertising [2]

La publicidad actual se oculta cuando es necesario (veáse el emplazamiento de producto en series y películas) o aprovecha la veracidad que otorgamos a los telediarios (véase a los presentadores de informativos haciendo anuncios) o, también, da golpes encima de la mesa para mostrarnos hasta que punto la información depende del beneplácito de las grandes empresas anunciantes.

 

Nazaret Castro y Laura Villadiego forman Carro de combate, un blog de dos periodistas que buscan explicar cuál es el origen de los productos que consumimos y qué consecuencias sociales y económicas tiene ese consumo. Ya han lanzado su primer gran trabajo sobre el origen del azúcar que se recoge en el libro Amarga dulzura y ahora están iniciando un ambicioso proyecto sobre la industria del plástico. Además, regularmente presentan informes sobre consumo y hacen artículos en lo que han dado en llamar un “periodismo de combate”, pero que en el fondo recurre y remite a la esencia del periodismo.

¿Cómo nace Carro de Combate?

Laura Villadiego (L): Nazaret y yo nos conocimos en Madrid en el año 2008. Ella se fue a Sudamérica y yo acabé en el Sudeste Asiático y desde entonces estuvimos en contacto, siguiendo una el trabajo de la otra. Un día le escribí, desde Camboya, y empezamos a hablar de las cosas que yo veía que se hacían allí y que compraba en España. Allí se hace prácticamente todo, es la zona que está absorbiendo toda la capacidad productiva que tenía China, es una zona donde los salarios son todavía mucho más bajos.

¿Y empezasteis a trabajar sobre ello?

L: Entonces comenzamos a hablar de que hay muy poca información sobre esto y dado que ambas estamos en zonas alejadas y que podíamos complementar la información que podíamos extraer, pensamos que era una buena idea lanzar un proyecto conjunto, porque en los procesos de producción de los procesos más complejos, como pueda ser la electrónica, te das cuenta de que siempre hay más de un país implicado. Así cerrábamos el círculo, trazábamos la cadena completa de producción de diferentes productos.

¿Qué une a Latinoamérica con el Sudeste Asiático?

Nazaret (N): Como decía Laura, la idea de Carro de combate surge porque la zona donde ella trabaja, al ser los salarios tan baratos, se produce mucho y hubo un momento histórico en el que las fábricas que estaban en el primer mundo se trasladaron a esos lugares. Donde yo he vivido, en Brasil y Argentina, también se producen estas cosas, aunque a diferencia del Sudeste Asiático se explota ilegalmente a  la gente. En estos dos países han salido a la luz casos de explotación de personas que trabajaban para Inditex, a través de subcontratas. ¿Qué nos une? Cada vez más, los grandes grupos que controlan más firmas están en Argentina, Brasil, Camboya, Tailandia….

Siempre pensamos en Inditex, pero habrá otras empresas españolas…

N: El caso del textil es muy evidente porque sale más a la luz. Hay otros casos como el de los bancos, por ejemplo tanto el BBVA como el Banco de Santander financian proyectos productivos o inversiones que suponen un quebrantamiento de derechos humanos que no son tan evidentes. Nos encantaría investigarlo con más profundidad pero eso requiere dedicarle más tiempo y más recursos.

¿Cómo es trabajar sin el respaldo de un medio de comunicación fuerte detrás?

L: Esto hace que no nos podamos dedicar exclusivamente a ello, tenemos que compaginarlo con la actividad principal periodística que es la de vender reportajes para otros medios como La Marea, por ejemplo. Luego en la relación con las empresas da un poco igual porque no te suelen recibir, a no ser que digas que vienes del New York Times.

N: Como mucho a mi me han llegado a responder un cuestionario por escrito, y ahí se garantizan qué es lo que van a responder.

L: También depende qué tipo de empresas. Las españolas son muy difíciles, las anglosajonas no son tan difícil, al menos te dicen sí o no, pero es que las españolas directamente no te contestan.

¿Cómo nace el proyecto del libro sobre el azúcar?

N: Ha sido el más ambicioso, el más amplio. Queríamos hacer una investigación más amplia y que no tuviera las limitaciones de algo que escribes para Internet. Pensamos en un producto de amplio consumo y con consecuencias medioambientales y sociales evidentes…

Y el azúcar cumplía esos requisitos…

N: Sí, además tiene una tradición histórica de estar en países que han sufrido la colonización. Además, nos pareció un producto sencillo de investigar, pero cuando estábamos en ello nos dimos cuenta de que sencillo tenía poco.

L: Pensamos que era sencillo porque tiene características muy simples y que su principal ventaja se basa en el precio. Pero claro, cuando empezamos a investigar a fondo, nos dimos cuenta de que no era tan sencillo. En un principio nos planteamos cinco meses y al final fueron cerca de ocho.

¿Cómo se financia Carro de combate?

N: Nosotros, como vosotros y como tanta gente en la profesión, vamos ensayando fórmulas. Nosotros hicimos uncrowfunding en el que nos comprometíamos a hacerlo sacando lo que sacábamos, luego hicimos una campaña de mecenazgo. Son donaciones muy pequeñas que siempre se complican, nos financiamos para sacar adelante lo que hacemos, pero no para poder sostenernos nosotras.

L: Pero es que, además, eso implica que tenemos que trabajar paralelamente en otras cosas y  no podremos dedicarle todo el tiempo que necesitaríamos.

¿Cuál es vuestra aspiración?

L: Que le podamos dedicar más tiempo, que sea más estable, al menos económicamente, para que nos permita liberar tiempo para hacer las investigaciones y recursos para hacer los viajes. En la investigación del azúcar hemos visitado seis países, porque nuestras localizaciones geográficas nos lo facilitaban y no era muy caro, pero si nos hubiésemos planteado hacer algo sobre la electrónica, para lo que es indispensable visitar la República Democrática del Congo, probablemente no hubiésemos podido hacerlo. El objetivo es seguir con estas investigaciones a corto plazo. De hecho ya estamos con la segunda que es sobre la industria del plástico.

N: Hay otra cuestión clave que es la del consumo político. Todo nuestro proyecto está centrado en la idea de que el consumo es un acto político. Necesitamos tener todas las bases para después saber decidir qué es lo que consumimos, qué consecuencia tiene y ejercer esa decisión política que a veces puede ser más eficaz que el voto.

L: A mi me parece una idea fundamental, porque a veces pensamos en el consumo ético o responsable porque va a tener consecuencias para terceros, pero es mentira, puede tener consecuencias para ti mismo. Eso lo hemos visto en España. Parte de la crisis en la que está inmersa viene de estos procesos de deslocalización, se ha quedado sin industria. No es solo un consumo ético y responsable, sino inteligente, que te va a venir bien a ti mismo.

El documental "Amanece Dignidad" no sólo denuncia a las multinacionales españolas, retrata a los pueblos que plantan cara al expolio y el saqueo que ya tiene más de cinco siglos. Lo hace a través de testimonios como el de Gloria, que pertenece al pueblo indígena Waorani. Su hábitat ha sido trastocado por la empresa petrolera Repsol YPF. Un emporio que atenta contra la ecología y el medio ambiente. O como el de Dominga, una luchadora por los derechos de su comunidad. En Cochabamba, Bolivia, el pueblo se enfrentó en el año 2000 a las autoridades de turno por la salida definitiva de la empresa Aguas de Turina, una transnacional con participación española representada por Abengoa.

Voces latinoamericanas frente al poder de las transnacionales

Desde hace décadas se afirma que la llegada de las multinacionales a América Latina impulsaría el progreso y la mejora de la calidad de vida de la población. Al contrario de lo esperado, han originado fuertes impactos sociales y ambientales. Así lo ha vivido Dominga en Bolivia, Gloria en Ecuador, y Norquis en Venezuela. Frente a estos impactos se han organizado con su comunidad para defender sus derechos y para exigir otros modelos de desarrollo que les permita tener una vida digna. Estas son sus historias.

Domingari Bolivian, Gloriari Ekuadorren eta Norquis-i Venezuelan etorkizun hobeago bat zin egin zieten transnazionalek euren herrialdeetara ailegatu zirenean, laurogeita hamargarren hamarkadan zehar. Garai honetan zehar Latinoamerika osoan konpainia hauen aktibitatea, enplegua, lehiakortasuna, teknologia eskaintza, eta, azken finean, aurrerapena. Agindutako hauek, bete al dira? Zer suposatu du transnazional hauen aktibitateak Dominga, Gloria eta Norquis-en bizitza kalitaterako?

Publicado en Energía

Este artículo refiere una demostración popular de 3000 personas en resistencia ante las megarepresas del Río Madera y el conjunto de las agresiones desde el capital que pesan sobre la Amazonía (agronegocios, capitalismo verde, hidronegocios, carreteras, etc.) y se articulan en IIRSA. Se comenta así mismo la participación del capital español (Santander, Abengoa) y del posible apoyo de CESCE a uno de estos proyectos.

Publicado en Energía

Abengoa, Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Arcelor Mittal, Banesto, BBVA, Banco Popular o Banco Sabadell. Y la lista continúa con entidades como Banco Santander, Criteria, Endesa, FCC, Ferrovial, Gamesa, Gas Natural, Grifols, Iberdrola, Inditex, Mapfre, OHL, Red Eléctrica, Repsol, Técnicas Reunidas, Telecinco, Telefónica, Bolsas y Mercados, Iberia y Ebro Foods. Las 30 son grandes empresas españolas que eluden impuestos en paraísos fiscales según un informe del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, donde se analizaba la actividad de las empresas presentes en el Ibex 35 en el año 2010.

Sin embargo, no deben confundirse los conceptos de elusión y evasión de impuestos, que a menudo se presentan como intercambiables en los medios de comunicación. La evasión consiste en un acto ilegal por el que se ocultan bienes o ingresos con el objetivo de no pagar los impuestos que legalmente se deben por ellos. También conocida como evasión fiscal, no es lo mismo que la elusión, que sí es legal ya que consigue evitar el pago de los impuestos por otras vías, como por ejemplo, a través de los vacíos legales que se producen en las legislaciones o realizando las operaciones en países con normativas más favorables (los denominados paraísos fiscales), que sería el caso que se ha identificado en esta treintena de corporaciones españolas.

En el caso de la elusión, ésta suele ser llevada a cabo especialmente por las grandes multinacionales y entidades financieras, puesto que disponen de las estructuras y los recursos necesarios para realizar complejas actividades fiscales.  Aunque legal, la elusión lleva aparejada una concepción negativa desde el punto de vista ético y social, en tanto que conlleva la explotación de los recursos de un determinado país que no recibe posteriormente los réditos en forma de impuestos, ya que, por un lado, la riqueza obtenida por la empresa se gestiona en otros Estados -los paraísos- y, por otro, a través de estas actuaciones, las grandes corporaciones devuelven a la sociedad una cantidad económica mucho menor de lo que deberían, ya que retienen en sus arcas una porción mayor de beneficios gracias a las ventajas fiscales de las que se benefician. 

Publicado en Varios
Martes, 06 Noviembre 2012 21:05

Banco Santander

Entidad bancaria que financia o posee inversiones en la industria armamentística.

Publicado en Banca y seguros

Gadafi bombardeó a la población libia con dinero español. BBVA es uno de los destacados, pero no está ni mucho menos solo en este lucrativo negocio de la destrucción de vidas humanas. Ostentando un honorable segundo puesto en el ranking armamentista, encontramos al Santander ( cuyos fondos de inversión poseen acciones de 13 compañías, además de haber concedido préstamos a siete compañías y ayudado a tres en la emisión de bonos) seguido de cerca por el pelotón formado por Bankia, Banco Madrid, Banca March, Banco Popular, Banco Sabadell, Bankinter, Catalunya Caixa, Finanduero, Ibercaja y MAPFRE.

Publicado en Banca y seguros
Página 1 de 2

Criterios de calificación

Mariquitas

  1. Respeta derechos laborales y da empleo de digno y de calidad, más allá de lo exigido por la legislación vigente.
  2. Respeta el medio ambiente, más allá de lo exigido por la legislación vigente.
  3. Entidad sin ánimo de lucro, reinvierte sus beneficios en proyectos sociales o medioambientales y no existen grandes salarios ni diferencias salariales internas grandes.
  4. Fomenta la transformación social positiva: trabajo en red, cooperativo, presencia en movimientos sociales, refuerza valores de solidaridad y justicia social, promueve la redistribución de la riqueza, etc.
  5. Compromiso con lo local: compras a proveedores de corto recorrido, fabrica y empleo local, fortalecimiento del tejido comunitario, etc.
  6. Tiene en cuenta la responsabilidad ética de sus proveedores: subcontratas, compras y contratación de servicios con proveedores que respetan los derechos laborales y la naturaleza.

Mariquitas

  1. Respeta derechos laborales y da empleo digno y de calidad, más allá de lo exigido por la legislación vigente.
  2. Respeta el medio ambiente, más allá de lo exigido por la legislación vigente.
  3. Dos de las siguientes: Entidad sin ánimo de lucro, fomenta la transformación social positiva, compromiso con lo local, Responsabilidad ética de sus proveedores.

Mariquitas

  1. Respeta derechos laborales y da empleo de digno y de calidad.
  2. Respeta el medio ambiente.

Mariquitas

  1. No tiene impactos medioambientales negativos graves, aunque sí leves. Su actividad, en general, no beneficia al medio ambiente, aunque respeta la legislación vigente (hasta donde sabemos).
  2. No tiene impactos sociales negativos graves, aunque sí leves. Proporciona empleo, aunque éste está muy jerarquizado, con grandes diferencias salariales y utilizando a las personas con el único criterio de maximizar beneficios.

Mariquita

  1. Su actividad causa un impacto social negativo grave (explotación laboral, empobrecimiento de personas, expulsión de sus territorios).
  2. Su actividad causa un impacto medioambiental negativo grave.

Twitter

anasp asp_ana anasp

RT @empresometro: Los promotores públicos del militarismo en el gasto público español - El salmón contracorriente Vía @ElSalmonContra https…

1 day, 5 hours ago Reply Retweet Favorite
Helena en Leuce helenaenleuce Helena en Leuce

RT @empresometro: Los promotores públicos del militarismo en el gasto público español - El salmón contracorriente Vía @ElSalmonContra https…

1 day, 5 hours ago Reply Retweet Favorite
Salmón Contracorrien ElSalmonContra Salmón Contracorrien

RT @empresometro: Los promotores públicos del militarismo en el gasto público español - El salmón contracorriente Vía @ElSalmonContra https…

1 day, 5 hours ago Reply Retweet Favorite
ST REAS Navarra REASNAVARRA ST REAS Navarra

RT @empresometro: Los océanos no son un vertedero. ¡Firma para pedir unos océanos libres de plásticos! https://t.co/A0iSlnMQ7V

5 days, 9 hours ago Reply Retweet Favorite
Luraki LurakiApp Luraki

Muchas gracias amigos de @empresometro. https://t.co/aZKv43vzGI

9 days, 4 hours ago Reply Retweet Favorite

¿Quieres colaborar?

Si quieres colaborar con el Empresómetro Ético puedes enviar noticias e información sobre empresas para que las colguemos en la web. Indicaremos tu nombre (el alias) como persona colaboradora. Te pedimos que las noticias que envíes hayan sido publicadas en web, medios de comunicación, investigadores o por organizaciones sociales, excluyendo opiniones personales o sin contrastar mínimamente.